IPSA, en busca de un catalizador

El IPSA terminó el año 2012 con un retorno de 3,0%, un rendimiento discreto que además fue el menor entre las plazas latinoamericanas más importantes, en donde destacan México (19,4%), Colombia (19,3%), Brasil (7,4%) y Perú (5,9%), todas medidas en moneda local. Al medir la rentabilidad en dólares, el IPSA registró un alza de 11,6% -gracias a la apreciación del peso respecto al dólar durante el año-. Este rendimiento fue menor al que obtuvieron todos los mercados accionarios -medidos por el índice MSCI All Country (16,9%)-, y también se ubicó por debajo del retorno que presentaron los mercados emergentes – medidos por el índice MSCI Mercados Emergentes (16,6%)-.

Una de las razones que puede explicar lo anterior es que, pese a que la economía chilena ha tenido en el año un crecimiento dinámico, los resultados corporativos han sido decepcionantes. Las utilidades cayeron en los primeros nueve meses del año alrededor de 30% -medidas en pesos-, en donde un 65% de las empresas mostraron resultados por debajo a lo esperado por los analistas durante el tercer trimestre. Los ingresos han moderado su crecimiento, principalmente a causa del menor dinamismo del sector eléctrico y forestal. A nivel de márgenes, durante el tercer trimestre continuó la tendencia de contracción observada el trimestre previo, influida entre otras cosas por el mayor costo laboral y de la energía. Para el cuarto trimestre esperamos resultados levemente mejores a los reportados el los tres trimestres previos y, dada la baja base de comparación, para el 2013 esperamos un crecimiento de 15% en las utilidades.

 

Los débiles resultados corporativos han provocado que el IPSA actualmente se encuentre transando en múltiplos por sobre sus niveles históricos, al tiempo que los poco auspiciosos resultados que proyectamos para el cuarto trimestre no harán más que presionar al alza estos indicadores en el corto plazo. En particular, analizando la relación precio/utilidad (P/U) -que nos indica cuánto estaríamos pagando por cada peso de utilidad futura de la empresa, es decir, cuánto tiempo se demoraría un inversionista en recuperar su inversión-, observamos que el múltiplo P/U para el IPSA con las ganancias proyectadas a 12 meses es actualmente 17,9 veces, mayor a las 13,9 veces que transaba a fines del 2011. Por otro lado, el múltiplo P/U del IPSA con las utilidades de los últimos 12 meses es 25,0x, un 34% superior al promedio de los últimos cinco años (18,6x). En este sentido, al hacer la comparación frente las regiones más importantes del mundo del mundo –tomando los índices MSCI-, observamos que sólo el MSCI EM Latinoamérica transa por sobre su propio promedio (un 27%), en línea con el buen desempeño que han tenido el último tiempo bolsas como la de Colombia y México y el propio Chile. Sin embargo, el MSCI World (países desarrollados) transa en línea con su promedio de cinco años, mientras que el MSCI Emerging Markets transa un 9% por debajo de su promedio.

 

El consenso de los analistas hoy apunta a que el valor objetivo del IPSA a doce meses debería estar en torno a los 4.900 puntos, lo que representa un retorno potencial de 9% sobre los niveles actuales. A fines del 2011, ese mismo consenso mostraba un incremento de 21%, mientras que a mediados de marzo de este año los analistas esperaban sólo un retorno potencial a doce meses de 7%. Haciendo la comparación versus sus pares Latinoamericanos, Chile es uno de los mercados con menos retorno potencial proyectado a un año, sólo por sobre México que presenta un upside de 5%.

 

Mirando hacia el futuro, pese a que la economía muestra un crecimiento por sobre lo esperado desde segunda parte del año anterior, esperamos ver un proceso de desaceleración gradual desde el presente año producido en parte por el menor dinamismo del sector externo. La volatilidad seguirá presente, producida en parte por los aumentos de capital anunciados, la incertidumbre generada por el Fiscal Cliff en Estados Unidos y la contracción de muchas economías de la Eurozona, hechos que seguirán presionando a la bolsa local. Por el lado positivo, la menor base de comparación para la mayoría de las empresas que pertenecen al IPSA, mejora de márgenes, sus sólidos fundamentos y el todavía benigno escenario macroeconómico local, permitirán mejores resultados durante el año 2013.

 

Por Hernán Campos.

0 comentarios. Escrito: 28 del 01 del 2013.

Etiquetas: ,

Dejanos tu opinión

Tienes que estar registrado para comentar.